• Últimas Reseñas

    Reseña ✻ Amor Inmortal

    sábado, 13 de septiembre de 2014

    ¡Buenas noches, mis dulces lectores! ¿Qué tal lleváis el fin de semana? Yo deeando meterme en la cama porque estoy reventada...
    Hoy traigo la reseña de un libro que leí hace ya bastante y que me decepcionó un poco, quizás porque (por esa maldita manía de tener espectativas) esperaba algo más de él.
     Título: Amor inmortal.
     Título original: Inmortal beloved.
     Autora: Cate Tiernan.
     Editorial: SM.
     Páginas: 431
     ISBN: 9788467549508
     Precio: 15,95 €
    Nastasya nació hace casi cuatro siglos y medio y, sin embargo, su apariencia es la de una chica de dieciocho. No es la única: Nasty pertenece al grupo de los inmortales, unos seres que no se diferencian apenas de los humanos salvo en el hecho de que no se mueren con tanta facilidad (bueno, y en que tienen ciertos poderes mágicos). Una experiencia traumática en la infancia de Nastasya provoca que se pase los siguientes cuatrocientos años tratando de enterrar sus recuerdos bajo una coraza de diversión, egoísmo y frivolidad. Pero todo esto llega a su fin cuando, una noche, Nastasya se da cuenta realmente de la oscuridad que la rodea. La única forma de escapar de ella es refugiarse en una granja para inmortales descarrriados; pero ni siquiera encerrándose en ese lugar remoto podrá Nasty huir de su destino… o del amor.


    Nos encontramos ante una Tierra habitada por seres humanos, sí, pero también encontramos que algunos de ellos son inmortales, es decir, humanos que viven muchos, muchísimos años más. Envejecen mucho más lento y de otra forma.


    Nasty es una de ellos, una inmortal de algo más de 400 años que ha vivido gran parte de ellos con su grupo de amigos, sin embargo, un día todo cambia y Nasty se da cuenta de que la vida que llevaba hasta entonces no es lo que realmente desea; es por eso por lo que decide, sin decirle a nadie a donde va, hacer un pequeño retiro hasta que se sienta mejor a una granja de inmortales, en ella acogen a inmortales que han decidido apartarse de la ajetreada vida y aprender a utilizar la magia, pues a magia oscura y otra luminosa. El problema es que Nasty no está acostumbrada a eso, a la calma, a la tranquilidad y a la magia limpia; además, allí encontrará a un chico totalmente diferente e intrigante.

    Al comenzar el libro, me enganchó, pero debo admitir que había algo que no me convencía. Al aparecer el personaje de Rey en la historia y la reacción de Nasty al verle, no sé. Me esperaba más de la historia de amor que hay en esta novela, es decir, no entiendo para nada la forma en la que Nasty se empieza a comportar. Por mucho que un chico te resulte familiar, por una razón o por otra, no pierdes la cabeza como la perdió ella, ni mucho menos; ni aunque el chico sea tan atractivo como se supone que es Reyn. Pero bueno, pasando eso por alto, Reyn no me ha enamorado nada en absoluto y eso que yo soy bastante tontorrona en cuanto me ponen a un protagonista masculino medianamente agradable. Con respecto a Nasty, ella sí que me ha gustado más; no ha sido mi protagonista favorita en la historia, pero sí que me gusta su actitud, es fuerte y poco a poco se va dando cuenta de ello.  El otro personaje que voy a mencionar es el de Incy, porque aunque no aparece mucho, me ha llamado la atención su actitud. Se trata de una persona que en realidad no está con Nasty por amistad y a medida que la historia avanza es cuando vemos eso; es realmente un amigo por puro interés y eso lo podemos también encontrar en el mundo de los mortales.
     
    Finalmente, aunque según leía no estaba muy convencida, me he decidido con seguir con esta trilogía, porque tengo curiosidad por saber cómo va a continuar esta historia y cómo van a terminar las cosas entre Reyn y Nasty, además de qué va a pasar con Incy y el pasado familiar de ella. En fin, muchas incógnitas por desvelar aún, y yo resulto ser una lectora curiosa.

    En definitiva, otra trilogía de ficción que a pesar de no ser de lo mejorcito que podemos encontrar ahora mismo, acaba atrapándote y haciéndote seguir con la lectura.

    Cate Tiernan nació en 1961 en Nueva Orleans. Su primer trabajo fue de editora en Random House; como dice ella, <<aprendí tanto que decidí tratar de escribir un  libro para niños>>.
    De modo que, durante dos semanas, se encerró en su despacho a la hora del almuerzo para escribir un cuento corto. Y cuando lo terminó, lo presentó a una editorial y esta lo aceptó. Desde entonces ha escrito muchos otros libros infantiles y juveniles, a veces firmados con su probo nombre y otras veces bajo seudónimos (como en el caso de esta novela).

    3 comentarios:

    1. Lo tengo pendiente, y la verdad, no quiero ir con expectativas porque he visto todo tipo de opiniones xD

      ¡Un besito! ^^

      ResponderEliminar
    2. ¡Hola guapi! Aixx las expectativas, a veces nos juegan malas pasadas jejeje La verdad es que esta saga no me llama demasiado la atención y no me ha convencido lo que has dicho de la historia de amor :S Así que de momento no me voy a animar a leerlo. ¡Mil gracias por la reseña!

      Besitoss

      ResponderEliminar
    3. La tengo en la estantería, esperandome. Espero que, pese a no ser gran cosa, como tú has comentado, acabe enganchandome.
      Un beso!

      ResponderEliminar

    Gracias por dejar tu comentario ♥