• Últimas Reseñas

    Reseña ✻ Puro, Jennifer L. Armentrout

    sábado, 15 de octubre de 2016

    ¡Buenas noches, sweeties! ¿Cómo se está presentando el finde? Yo tengo un dolor de cabeza brutal, llevo días así... A ver si se me pasa. Hoy sigo con mi ristra de reseñas de la saga Covenant, y es que si hace nada os traía la de Mestiza, hoy toca la de Puro, segunda entrega de esta pentalogía. Si no la habéis empezado aún corred a leerla tened cuidado, porque aunque voy a hacer la reseña intentando no spoilear nada, en la sinopsis del libro se revelan muchas cosas que no deberíais leer si no habéis leído Mestiza. Pues sin más dilación, os dejo con la reseña ^^
    ✻ Título: Puro
    ✻ Serie: Covenant
    ✻ Autora: Jennifer L. Armentrout
    ✻ Editorial: Ediciones Kiwi
    ✻ Páginas: 414
    ✻ Precio: 17.90€






    0.5 - Daimon | 1 - Mestiza | 2 - Puro | 3 - Deidad | 3.5 - Elixir | 
    | 4. Apollyon | 5- Centinela
    Está la necesidad. Y luego está el Destino. Estar destinada a convertirse en un enchufe sobrenatural no es precisamente algo genial, especialmente cuando la «otra mitad» de Alexandria la sigue allá donde va. Y que, además, Seth aparezca en su sala de entrenamiento, al salir de las clases y también en la puerta —o ventana— de su dormitorio, definitivamente no es nada genial. Aunque su conexión tiene algunos beneficios, como alejar las pesadillas que envuelven lo ocurrido con su madre, no tiene efecto alguno sobre los sentimientos prohibidos que tiene Álex por el puro Aiden. Ni sobre qué va a hacer —y sacrificar— él por ella. Cuando los daimons se infiltran en los Covenants y atacan a los estudiantes, los dioses envían a las furias, diosas menores con la función de erradicar cualquier amenaza para los Covenants y el resto de los dioses, incluyendo al Apollyon y a Álex. Y si eso y las hordas de monstruos chupadores de éter no fueran suficiente, una amenaza misteriosa parece dispuesta a hacer cualquier cosa por neutralizar a Seth, incluso si eso supone forzar a Álex a la servidumbre o matarla. 
    El libro empieza aproximadamente donde lo dejó el anterior. Con aproximadamente me refiero a que no es el momento exacto, pero pasan nada, unos pocos días. Tenemos a Álex intentando recuperarse de los eventos desdichados que sucedieron en la anterior entrega, dando sus clases en  el Covenant, y entrenando para acabar de ponerse al día con Aiden y Seth. De mientras, la organización del Covenant se está volviendo loca porque hay varios Daimons dando por saco, más de lo normal. Y es que en esta segunda entrega las cosas se vuelven más turbias. Se avecinan cambios y luchas, y la autora no se corta un pelo a la hora de sacrificar/trasladar/cambiar/etc personajes (me da la sensación de que voy a llorar con más de una muerte, porque me huelo que van a morir más de uno y de dos personajes). 

    Nuestras miradas se encontraron
    - Todo está cambiando.
    - Todo ha cambiado ya.

    Sigue narrándose desde el punto de vista de Álex, la cual no ha sufrido grandes cambios (a ver, ha pasado poco tiempo). Sigue siendo fuerte, sarcástica y puro nervio, aunque es cierto que los acontecimientos pasados y no tan pasados le están pasando un poco de factura y hay varios pesos que lleva sobre los hombros que le pesan, valga la redundancia. Sus fuerzas se tambalean, los acontecimientos la ponen a prueba pero su espíritu sigue intacto. Álex tiene un fuerte sentido de la justicia, es rebelde y reivindicativa respecto a los derechos de los mestizos, cosa que ya vimos en la anterior entrega pero que en esta se acentúa, puesto que el conflicto respecto a las diferencias entre puros y mestizos esta más candente que nunca.

    Hay varios personajes que se mantienen en sus trece, como Marcus o Lucian (oj, que asco de personaje más falso y retorcido y serpiente asqueroso), pero otros que cobran protagonismo. En este caso no puedo dejar de mencionar a Seth. Seth fue bastante secundario en el anterior libro, aunque la autora ya nos dejó claro que esto no continuaría así en los siguientes. Y es que en esta entrega Seth y Álex empiezan a construir una relación cuanto menos peculiar. Él es grosero y egocéntrico, pero se parece mucho a Álex y sus diálogos son la mar de divertidos. Con él sigo teniendo un sentimiento de amor/odio, porque quiero que me guste pero tiene escenas que me hacen sospechar de él, y no acaba de parecerme del todo trigo limpio. 

    Yo cuando aparece Aiden
    En cuando a Aiden (suspiro), en este libro se mantiene más en un segundo plano, un poco más distanciado de Álex (ay, Aiden, siempre haciendo lo correcto). No es que no esté presente, pero no está constantemente con ella como en el libro anterior. Me han encantado absolutamente todos los momentos de Álex y Aiden. Me encanta la tensión y pasión que se respira en cada una de ellas, la gran química que hay entre ellos, ese sí pero no que tienen los amores prohibidos. Me hace sufrir pero me gusta. Y hay escenas que son realmente preciosas. Y aunque Seth “aproveche” ese distanciamiento, en el sentido de que se acerca más a Álex, la autora no ha creado un triángulo amoroso de estos demasiado obvios, está bien llevado. 

    Desde que te conocí, he querido romper todas las reglas.

    En cuanto a la trama, me ha parecido muy acertado que la mitad del libro se desarrollara en otro de los Covenant, concretamente en el de Nueva York. El cambio de escenario le da más dinamismo a la historia y hace que no decaiga. Además, de esta manera entran en juego nuevos personajes, como el Patriarca Telly (qué rabia me daba ese señor), otros van apareciendo más, como Leon (que tiene el don de la oportunidad, oye) y conocemos un poco más como es la vida de los puros: las sesiones del consejo de Puros y las fiestas de alto postín que organizan. 


    La autora va dejando pequeños detalles que yo en un primer momento no acababa de entender (conversaciones a medias, sucesos que no acabas de conectar o no ves por qué suceden) pero que tienes que ir recopilando porque luego forman un todo espectacular, toman un camino revelador que te deja patidifuso. El final, simplemente genial. Lleno de acción, con una decisión que lo cambia todo. Además, se corta justo en un momento de máxima intriga, así que si vais a leerlo, aseguraos de tener Deidad bien a mano porque es imposible no correr a leer la continuación.

    En conclusión: una segunda parte a la altura de la primera. Álex sigue siendo genial, sus escenas con Aiden son totalmente adictivas, pero Seth entra en escena para agitarlo todo y ponerlo patas arriba. Una trama trepidante, una narración cercana y muy amena y un final de infarto que hacen que devores las páginas como si no hubiera mañana. 
    Jennifer L. Armentrout, autora bestseller del NEW YORK TIMES y USA TODAY, vive en Martinsburg, West Virginia. Su sueño de ser escritora empezó en las clases de álgebra, lo que también explica sus malas notas en matemáticas. Actualmente, escribe literatura paranormal juvenil, ciencia ficción, fantasía y romance contemporáneo, y obras de romance adulto bajo el pseudónimo de J. Lynn.

    Os dejo las reseñas de la saga Lux aquí:
             
    Redes sociales

    5 comentarios:

    1. Hola^^
      Me alegro de que estés disfrutando de la saga, yo creo que ya te comenté que no me planteo leerla pues no me llama la atención.
      un besote!!

      ResponderEliminar
    2. Hola!
      Como ya te he mencionado esta historia me llama muchisimo la atención y muero por embarcarme pronto en la lectura, por eso ya pasé Daimon a mi lector para empezarlo en los próximos días.
      Gracias por la reseña.
      Besos

      ResponderEliminar
    3. La verdad, no creo que a estas alturas lea la saga ^^

      ResponderEliminar
    4. ¡Hola!
      Tengo pendiente leer esta saga, gracias por la reseña. ;)
      Besos.

      ResponderEliminar
    5. Voy a empezar esta saga en breves ejje así que paso de puntillas xD

      ResponderEliminar

    Gracias por dejar tu comentario ♥